Vuelo 1877

El día se acaba, cae la luz del sol y la frenética actividad disminuye poco a poco. Las calles se van vaciando, el trafico es menos denso y la vida se vuelve más apacible. Sin embargo un estruendo parece romper el cielo; el vuelo 1877 despliega su tren de aterrizaje y se aproxima a la pista 30 del aeródromo bizkaino, sobrevolando nuestras cabezas y deleitándonos con una preciosa estampa.

Mikel Goikoetxea

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s