Sesión de retrato. Rockero

Una lluviosa mañana, juntamos una cámara de fotos, una guitarra, un edificio abandonado y, sobre todo, ganas de pasar un buen rato, para realizar una sesión de retrato diferente.

El resultado; unas fotos muy heavys.

Anuncios