Sesión de retrato urbana

Tres ingredientes: Una cámara, una modelo muy divertida y las calles de una ciudad. Con ellos ya podemos “cocinar” una sesión de retrato de lo más interesante.

En esta ocasión es Xandra quien se puso delante de mi objetivo y las calles de Bilbao las que nos sirven de lujoso decorado. Una tarde que amenazaba tormenta, se convirtió en una tarde amena, donde hicimos fotos en diferentes lugares, con distinta ropa y donde nos los pasamos genial.

Si a ti también te apetece tener unas fotos como estas, no lo dudes y ponte en contacto conmigo, seguro que encontramos un reportaje ideal para ti.

Os dejo parte del reportaje.

Anuncios