Mi año en 12 fotos. 2017

Se nos va un nuevo año y es buen momento para volver la vista atrás y comprobar todo lo que uno ha hecho a lo largo de este 2017.

Ha sido un año fantástico. De muchísimos disparos con la cámara, de conocer gente maravillosa, de compartir emociones, de capturar los primeros detalles de nuevos miembros de la familia, de ser parte por unas horas de los días más felices de muchas personas, de ser el encargado privilegiado de inmortalizar instantes que esas personas guardarán para toda la vida. En definitiva, un año repleto de momentos únicos que trataré de resumir en las siguientes 12 fotografías.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ya sabréis que me encanta realizar reportajes de embarazo. Es una época tan bonita en la vida de una familia que sería una pena no conservar un recuerdo eterno. Las mamis irradiáis felicidad, las emociones fluyen y los cambios suceden demasiado rápido. Ha habido reportajes en muchos sitios: Bosques, ríos, parques, acantilados, en interior, pero sin duda, mi lugar favorito es la playa.

¡Qué ternura!  Esos gestos que nos regalan los bebés recién nacidos, sus primeras sonrisas, los deditos tan pequeñitos y esas formas que solo tienen en los primeros días de vida. Compartir unas horas con vosotros, familia, durante las sesiones Newborn, ha sido una gran experiencia durante este 2017 y lo seguirá siendo en años venideros.

L@s niñ@s crecen y llega un momento en que nos damos cuenta de lo deprisa que lo hacen. El ritmo de vida hace que en ocasiones no reparemos en ciertos detalles o nos cueste, más de lo deseado, detener la rueda que gira a nuestro alrededor para disfrutar única y exclusivamente de nuestra familia.

Os he de confesar que cuando confiáis en mi para capturar esos momentos de diversión con vuestros peques, me hacéis muy muy feliz.

Llegan las comuniones. Esos días en que las niñas se convierten en pequeñas princesas, están nerviosas y tienen mil dudas ( y los padres también, aunque cueste reconocerlo). Me encantan los reportajes de comunión, porque nos lo pasamos genial. Reímos, saltamos, corremos, tiramos pétalos… hacemos sesiones súper divertidas.

¡Ay! el amor. Que bonito poder plasmar todos los sentimientos que se profesan las parejas en sesiones tan románticas.

Y las bodas. Qué decir de las bodas. Todas me emocionan. En ellas se pasa de la risa al llanto en un abrir y cerrar de ojos. Gestos, miradas cómplices, discursos que llegan al alma, bailoeos y abrazos, muchos abrazos.

Ser el encargado de guardar los recuerdos de uno de los días más importantes de vuestras vidas, me hace muy afortunado y feliz.

Después de las bodas, vienen los viajes y, aunque no os hablaré de ninguna Luna de Miel, me viene genial para compartir con vosotros uno de los viajes de este 2017. Esta vez crucé el charco para conocer algo más sobre una de las civilizaciones y culturas más importantes de la Humanidad. Además, este viaje me sirvió para cumplir uno de los sueños de mi infancia; visitar los 5 continentes.

2017 también ha sido un año de retratos. De muchas maneras, en diferentes lugares y con diferentes temáticas. Sesiones que me han permitido conocer gente estupenda e involucrarme en nuevos e interesantes proyectos.

En esas sesiones de retrato ha habido algunas tan divertidas como la de esta foto rockera.

Siempre he creído que la fotografía es un instrumento perfecto para realizar reivindicaciones, para comunicar y trasladar mensajes. Esa cualidad, bien tratada, es una de las que más me atraen del mundo fotográfico. Aquí una muestra de ello, una imagen de rechazo a una de las mayores lacras de nuestra sociedad, la violencia machista que debe avergonzarnos y hacernos recapacitar sobre la necesidad de realizar cambios.

También ha habido trabajos en eventos más puntuales, como la Pasión Viviente de Balmaseda, en la que, un nuevo año, he realizado el reportaje oficial.

Y dejo para el final una de las primeras fotos del año.

Siempre queda un hueco para el deporte. Tuve la oportunidad de acceder a fotografiar en uno de los mejores estadios de Europa, San Mamés. Fue con ocasión del derbi entre el Athletic de Bilbao y el Deportivo Alavés.

Este es el pequeño de resumen de un 2017 que me ha dado innumerables satisfacciones fotográficas y que enseguida dará paso a un 2018 en el que seguiré trabajando con ahínco y que estoy seguro, me ofrecerá nuevas y gratificantes experiencias.

Anuncios